Viviana Debicki
 

Espacio . Hospital Argerich / Diciembre 2017

Las tres gracias
 

Fotografía impresa por sublimación sobre tela translúcida y texto bordado a mano.


Es evidente que actualmente no puede haber medicina sin medicina social, y ésta no puede existir
sin una política social del Estado. ¿De qué le sirve a la medicina resolver científicamente los problemas de un individuo enfermo, si simultáneamente se producen centenares de casos similares por falta 
de alimentos, por viviendas antihigiénicas -que a veces son cuevas- o porque ganan salarios insuficientes que no les permiten subvenir debidamente a sus necesidades?
Los médicos debemos pensar socialmente; pensar que el enfermo es un hombre, que es también
un padre de familia, un individuo que trabaja y que sufre, y que todas esas circunstancias influyen,
a veces, mucho más que una determinada cantidad de glucosa en sangre.
Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causa de enfermedad son unas pobres causas.

Teoría del hospital - Dr. Ramón Carrillo - 1951

Preguntas sobre arte contemporáneo
responde: Viviana Debicki (2017)