Carolina Ramírez

Mayo del 2014

 

 

 

"Traer a nuestros días una obra del siglo XVII como la del pintor holandés Rembrandt,

La lección de anatomía; se presenta como un desafío para esta joven artista.

Captar ese sentido de individualidad de cada uno de estos personajes lleva a un análisis

de la composición, de esa tensión presente.

Es allí donde la distancia en el tiempo se acorta. Y, de alguna manera, sentimos que podríamos estar ante una escena totalmente actual, donde el ser humano refleja sus miserias en esos rostros casi desdibujados."